Comate, Concesionario Oficial Iveco en Santa Cruz de Tenerife

Ofertas comerciales

COMATE: calidad y prestigio por norma

COMATE: calidad y prestigio por norma

COMATE: calidad y prestigio por norma Para hablar de nuestro primer Cliente del mes 2015, tenemos que remontarnos a los setenta y por qué no, bucear en la historia reciente. En Canarias, región tradicionalmente acostumbrada a vehículos importados de Europa y América dadas sus características tanto geográficas como fiscales, la presencia de PEGASO (legendaria marca nacional de vehículo industrial, que apareció en 1947 al amparo de ENASA, Empresa Nacional de Autocamiones), supuso un vuelco definitivo al mercado del motor en las islas. Así, en 1972 se constituye la empresa Comercial Atlántica de Vehículos de Tenerife, S.A (COMATE.S.A), que será, como empresa concesionaria, la responsable de la comercialización de PEGASO para la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Fachada principal de COMATE Los inicios de esta compañía fueron muy revolucionarios en su momento, no sólo por la magnitud de las instalaciones, con una superficie total de 6.000 m2 para uso de servicio de talleres, recambios, exposición y oficinas, sino por la propia construcción del edificio en sí, que marcó un hito al ser el primer edificio de hormigón del Polígono Costa Sur. Al mismo tiempo, IVECO desde su formación, y antes de que PEGASO pase a integrarse como parte de su marca, también está presente en nuestro mercado comercializando la gama de sus vehículos industriales a través de la empresa concesionaria que para tal fin se había nombrado en la provincia. Precisamente cuando se materializa la absorción de ENASA por parte de IVECO, y a la postre de PEGASO, es cuando se genera una delicada situación, en la que se debe decidir un único concesionario para las marcas, que pasan a ser una sola bajo la identidad de IVECO. Es entonces, cuando se toma la decisión de que la firma COMATE sea quien asuma dicha representación: una sólida imagen en la provincia, fruto de unas excelentes instalaciones y de un cualificado personal, la hacen acreedora del prestigio y solvencia suficientes para salir vencedora en esta particular lucha por la representación de la marca. Desde entonces, y así, a lo largo de estos más de 35 años de existencia como concesionario IVECO, COMATE, se ha caracterizado por ofrecer un servicio profesional a la altura de lo que le demandan sus clientes y se ha convertido en un referente en la comercialización del vehículo industrial y comercial. Mítico modelo 1086 de PEGASO Desde NQA España felicitamos a COMATE, no sólo por su compromiso con la Calidad y el Medio Ambiente (empresa certificada en ISO 9001, ISO 14001 y UNE 66926 para Tacógrafos Digitales), sino por su continuo crecimiento, su amplísima oferta y la confianza de sus miles de clientes ganada a pulso durante todos estos años. Conociendo a COMATE (Fernando Cal, gerente) ¿Por qué decidisteis implantar las normas en las que estáis certificados? Dentro de la política de calidad impulsada desde nuestro fabricante, se estableció estratégicamente ofrecer un añadido a todos nuestros clientes garantizando que su red estuviese acreditada con las normas de calidad ISO 9000 e ISO 14000. Fruto de esta decisión, COMATE comenzó esta implantación en 2002, por lo que podemos considerar que nuestro sistema de gestión ya tiene una madurez considerable. ¿Qué os han aportado? Desde un punto de vista organizativo: orden y control del trabajo que cada uno de nosotros desarrollamos en la compañía. Nos permite seguir aquellos criterios de funcionamiento y organización que previamente se han establecido y aprobado, de manera que nos ajustemos a lo que realmente se debe hacer y cómo hacerlo; que cada cual conozca sus funciones, cómo desarrollarlas y así evitar improvisaciones, o que al menos sean las menos posibles, y en todo caso, disponer de los mecanismos para que cuando éstas se producen, valorarlas y si fuese oportuno introducirlas dentro del Sistema de manera que forme parte del mismo. Es decir, nos ofrece implantar aspectos de mejoras que las propias normas tienen establecidas al evaluar el cumplimiento tanto de los procesos que están definidos así como por las aportaciones que realizan nuestros propios clientes. En definitiva, que podamos estar en constante progreso y que podamos recoger dentro de un Sistema de Gestión esta evolución y lo que realmente debemos hacer. Desde un aspecto más comercial garantizar a los clientes que los procesos que tenemos establecidos lo son, conformes a unas normas de calidad que les ofrecen mayor eficiencia y que a la postre redunda en su beneficio. Tampoco podemos olvidar que la totalidad de las administraciones públicas, de la que buena parte son nuestros clientes, ya exigen a sus proveedores que estén certificados con estas normas. Con la implantación de la norma ISO 14001 (independientemente del “orden” que requiere su cumplimiento en la actividad de Postventa, que conforma una de las actividades más importantes que ofrecemos), sin duda alguna que a todos y cada uno de los componentes de la compañía nos ha servido para que tomemos conciencia de la importancia que tiene cumplir unas determinadas pautas de protección medioambiental, tanto por el tratamiento de los desechos que generamos en nuestra actividad como por los recursos que consumimos, y que esto repercuta en el beneficio de nuestras generaciones futuras. En nuestro caso, como isleños que somos, debemos ser especialmente cuidadosos con cumplir unas mínimas normas que nos aseguren este hecho, ya que la limitación y características de nuestro territorio nos exige una mayor protección del mismo. El equipo de COMATE al completo ¿Cuándo comienza vuestra relación con NQA y qué destacarías de estos años? En 2011. Sin duda alguna el trato personal que nos brindan y por supuesto la colaboración y asesoría que ofrecen ante cualquier requerimiento que les hacemos. Realmente los consideramos unos verdaderos colaboradores que nos orientan y facilitan en mejorar la Gestión de la empresa. Siempre hemos entendido que es muy importante no percibir a los auditores como “inspectores” sino como asesores que te ayudan con el trabajo, a entender el contenido de la normas y a valorar positivamente la aportación que tiene para la empresa la implantación de las mismas, y no le quepa la menor duda que ésta es la percepción que tenemos del equipo de NQA. Para finalizar, ¿cómo se presenta 2015? Expectativas de futuro. Si bien es verdad que según los indicadores macroeconómicos parece que se está saliendo de esta crisis que nos azota desde hace ya bastantes años, también es cierto que para determinados sectores, como es nuestro caso, para que se comience a notar esta mejoría, antes lo deben hacer otros muchos de los que depende nuestra actividad, y éstos se están despertando de este aletargamiento muy lentamente. Vislumbramos cierto movimiento y confianza en muchos de nuestros clientes que nos hace ser moderadamente optimistas, y estamos convencidos que la tendencia, si bien de manera muy ligera, ya será de crecimiento. ¡¡Después de lo que se ha pasado, ya toca la recuperación!!